La UDEP y la Alcaldía de la Localidad 3 continuarán con la demolición de la infraestructura que ocupa de manera ilegal el espacio en el balneario turístico.

La Alcaldía de Santa Marta a través de la Secretaría de Gobierno Distrital, llevó a cabo un procedimiento de recuperación de 175 m2 de espacio público de zona de playa y baja mar en el balneario turístico de El Rodadero.

La acción administrativa, se llevó a cabo en cumplimiento de las directrices entregadas por la alcaldesa Virna Johnson, en aras de garantizar el bienestar y disfrute del espacio que es de todos los samarios.

El Secretario de Gobierno, Marcelino K’david, explicó que estas invasiones al espacio público generan afectación al medio ambiente y sólo benefician a algunos particulares en la ciudad.

“Existe una afectación ambiental, donde hay cemento debería haber palmeras y arena. Deberían estar los samarios y turistas disfrutando estos espacios, pero hoy en día solamente están ocupados por unos privados quienes sacan provecho económico del mismo”, dijo el funcionario.

Detalló que el proceso de demolición inició con un restaurante, y parte de dos locales que se habían retirado de la zona de playa y bajamar voluntariamente, pero que no habían cumplido con las medidas establecidas por el órgano administrativo, pero en las próximas semanas se extenderá a todas las edificaciones que tienen invadidos terrenos públicos. Las acciones estarán coordinadas por medio de la Alcaldía de la Localidad 3 respecto a sus competencias.

“Estas acciones se llevan dentro de un proceso de recuperación de espacio público en zona de playas, seguiremos trabajando para que toda la comunidad de Santa Marta pueda disfrutar el espacio público como toda una colectividad y no por medio de personas que buscan beneficio particular”, comentó.

El Gobierno del Cambio tiene como política pública la recuperación del espacio que le pertenece a todos los samarios y ejercerá los controles necesarios para evitar que particulares se adueñen de los terrenos para su propio beneficio.

“Estas personas han usufructuado por décadas este espacio, llevándolo a un beneficio propio, cuando estos deberían ser colectivos. Los Gobiernos del Cambio tienen el pensamiento y convicción de que el espacio público debe ser respetado y tiene que ser destinado para todas las personas y no para particulares”, comentó el secretario de Gobierno, Marcelino K’david.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *