Doña Irlena es una de las mujeres que hacen parte del proceso de restitución en Magdalena. Ella fue beneficiaria de una sentencia con la que un juez reconoció sus derechos sobre su finca, llamada ‘Cambio de Vida’.

El nombre de su predio es alusivo a lo que ocurre con su familia, debido a que, ahora, están avanzando en la construcción de un mejor futuro. “A mí me asesinaron a un tío. Esto obligó que nos fuéramos y, a los días, nos enteramos de que estos señores [paramilitares] mandaron a desocupar a todos y fue cuando se dio el desplazamiento masivo en Chibolo y toda esta zona de por acá”, afirmó Irlena.

Las órdenes dadas por Jorge 40 generaron un despojo masivo de cientos de familias, las mismas a las cuales les obligaron a vender por una suma irrisoria, en caso de que tuvieran escritura de su predio. Por otro lado, a quienes no tenían este documento, les daban algún dinero por las mejoras hechas a los mismos.

La Unidad de Restitución de Tierras (URT), al dar inicio al trabajo en esta zona, recibió cientos de solicitudes de las familias afectadas por el despojo de sus tierras.

“Mi prima me insistió en que presentara la solicitud, y ahora se reconoció que soy la dueña junto a mi familia. Estamos felices con nuestro proyecto productivo, ya todo está definido. Vamos a tener ganado, pero, además, hortaliza. Ya nuestro corral está listo”, aseguró Irlena.

En el Magdalena, más de 400 familias han recibido un fallo favorable por parte de los jueces de restitución de tierras. La implementación de proyectos productivos genera estabilidad en la economía de los solicitantes; hasta la fecha, han sido invertidos 4678 millones de pesos, en estas ideas.

“Para el caso de Chibolo, se han entregado, hasta el momento, a las familias de esta zona, 1.179 millones de pesos, las cuales se implementaron en ganadería doble propósito. Se ha logrado un resultado importante como parte de un trabajo articulado con otras instituciones, lo cual permite el fortalecimiento de esta comunidad que cuenta con su cooperativa lechera”, indicó Rodrigo Torres Velásquez, director de la URT en Magdalena y Atlántico.

Además, el funcionario agregó que: “El valor de esta inversión se incrementará, debido al avance del trabajo en la implementación de proyectos productivos en veredas como Santa Martica, El Encanto, Bejuco Prieto y otras más que ya cuentan con una sentencia de restitución”.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *