El alcalde de Arigüaní, David Farelo Daza, realizó la adquisición de 45 lamparas, con el fin de iluminar varias calles del Municipio que se encontraban en completa oscuridad en las horas nocturnas.
Esta problemática es muy común en gran parte de los barrios en todo el territorio municipal, y es una situación que aqueja a muchos de los habitantes, ya que se presta para facilitar las acciones delincuenciales de los vándalos.
Por otra parte, también genera malestar los altos costos que se pagan por el servicio de alumbrado público en el municipio; el alcalde llamó a la empresa DOLMEN, para analizar el contrato de concesión que se realizó hace 11 años y tiene una vigencia de 20 años, según lo convenido.
Para desconcierto de la administración, lo contratado no favorece al municipio y los usuarios, ya que el contrato explícitamente resalta entre las obligaciones de la empresa, a realizar sólo el mantenimiento de a 892 luminarias y no contempla la adquisición de nuevas para otros lugares.
Para nuestro alcalde fue desconcertante e inexplicable cómo se realiza un contrato que perjudique tanto a la comunidad, por eso, está estudiando las vías jurídicas para apoyarse con el Concejo Municipal de Ariguaní y buscar una pronta solución. Mientras tanto seguirá contratando la adquisición de más luminarias y poco a poco tratar de solucionar esta problemática.
Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *