Durante el fin de semana, 11 caravanas de la seguridad recorrieron las calles con el fin de ejercer el control en sectores donde se presenta indisciplina social.

Mediante una labor conjunta entre la Alcaldía de Santa Marta, a través de la Secretaría de Seguridad y Convivencia Ciudadana, la Policía y el Ejército, se desarrolló una ardua labor en todo el perímetro urbano y rural, garantizando que la ciudadanía pusiera en práctica las medidas de bioseguridad y distanciamiento social para que los índices de Covid-19 no sigan afectando al distrito samario.

Durante el fin de semana, 11 caravanas de la seguridad recorrieron las calles con el fin de ejercer  el control en sectores donde se presenta indisciplina social y el desacato al toque de queda, la ley seca y las medidas de bioseguridad, haciendo presencia  en barrios como Luis R. Calvo, Bastidas, Chimila 1 y 2, entre otros.

Gracias a la denuncia ciudadana, una de estas caravanas llegó hasta el sector de “La Manguita”, en el barrio La Paz, sur de la ciudad, donde se encontró un billar que estaba funcionando sin permisos, ni protocolos de bioseguridad, por lo que se impusieron 4 órdenes de  comparendos a ciudadanos  por comportamientos contrarios a la convivencia. Allí se procedió a la incautación de una nevera de icopor, que en su interior contenía las bebidas alcohólicas.

Para la secretaria de Seguridad y Convivencia Ciudadana, Sandra Vallejos Delgado, “Esta es la indisciplina que se ve en los diferentes barrios de Santa Marta y por eso hemos diseñado los planes con la Policía Metropolitana, para seguir en la contención del Covid-19”.

De igual manera, en el corregimiento de Minca, se ejerció control de seguridad y vial, e igualmente la socialización del GSI Sierra Nevada y troncal del Caribe, con líderes de la comunidad y veredas aledañas al sector, acciones en las que participaron las Secretaría de Movilidad, de Gobierno,  de Promoción Social, Inclusión y Equidad y la fuerza pública con Policía y Ejército, en cumplimiento de la directriz que en tal sentido ha trazado la alcaldesa Virna Johnson.

Desde el vienes 26 de junio, hasta el lunes festivo, las caravanas de seguridad desarrollaron una ardua labor mediante  los controles por toda la ciudad, en los que se aplicaron  17 comparendos por incumplimiento a las medidas de bioseguridad y distanciamiento social para prevenir la propagación del coronavirus en esta capital.

El Gobierno Distrital de Santa Marta, reitera la importancia de quedarse en casa y acoger las medidas decretadas dentro del marco legal, evitando que muchas más personas sean víctimas de contagio por Covid-19.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *